Nicaragua Sugar, los pesticidas y la IRC

Importantes medios de comunicación dieron a conocer recientemente un extenso reportaje sobre la Insuficiencia Renal Crónica (IRC) padecida por campesinos que habitan en el Pacífico de América Central, enfermedad que hasta el momento no tiene una causa científicamente determinada, lo que podría dar pie a un manejo confuso de este preocupante problema de salud pública.

Los artículos periodísticos conjeturan con una presunta contaminación con pesticidas y herbicidas como una de las causas de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) que afectaría  entre otros a los cortadores de caña, y tachan de indolente a la industria azucarera por no proveer de protección a los operarios que aplican los agroquímicos.

Para profundizar en el conocimiento de esta problemática es interesante conocer lo que hace el Ingenio San Antonio (ISA), propiedad de Nicaragua Sugar Estates Limited (NSEL), miembro del Grupo Pellas, que gracias al control biológico y mecanico de plagas ha eliminado casi en su totalidad el uso de pesticidas.

Esta empresa ha invertido cerca de medio millón de dólares en la construcción de instalaciones con alta tecnología para la producción de organismos vivos que controlan las plagas. Cuenta con un laboratorio de producción de hongos entomopatógenos, los que además de ser utilizados en el Ingenio San Antonio, se comercializan a nivel nacional (otros ingenios azucareros y productores cafetaleros), así como internacionalmente (El Salvador y Honduras).

El control biológico, mecánico y físico empleado en este sistema de producción, le permite al ISA usar dosis mínimas de insecticidas de baja toxicidad y sólo en ocasiones muy puntuales y en áreas muy limitadas de siembra (entre el 2 y el 3% del total del área).

Los agroquímicos que Nicaragua Sugar aplica en la producción de caña son los aprobados para su uso a nivel mundial y su listado puede ser consultado con esta empresa por cualquier persona interesada, asimismo están debidamente registrados en el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR), previo a los avales toxicológicos y ecotoxicológicos emitidos por el Ministerio de Salud y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA). Estos productos a su vez están inscritos en la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

Este ingenio nicaragüense cuenta con equipos de protección personal obligatorios y con medidas de seguridad de estricto cumplimiento para la aplicación y uso de los agroquímicos. Estas prácticas de protección al personal se hacen en coordinación con las organizaciones sindicales presentes en esta empresa del Grupo Pellas, lo que ha hecho merecedora a Nicaragua Sugar del galardón a la “Excelencia” en materia de seguridad e higiene ocupacional, otorgado este año por el Consejo Nacional de Higiene y Seguridad del Trabajo integrado por instituciones del Estado, organizaciones empresariales y sindicales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s