Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 diciembre 2012

La Asociación Chichigalpa por la Vida (ASOCHIVIDA), la agrupación de enfermos de Insuficiencia Renal Crónica (IRC) más representativa de Nicaragua, recibió este 14 de noviembre las primeras 50 casas de un proyecto habitacional de cien viviendas construidas en beneficio de sus asociados y cuya inversión asciende a más de medio millón de dólares.

El proyecto es fruto de un acuerdo entre ASOCHIVIDA y la empresa del Grupo Pellas, Nicaragua Sugar Estates Limited (NSEL), propietaria del Ingenio San Antonio, iniciativa que ha recibido el respaldo del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), la Alcaldía de Chichigalpa, la Fundación Colmena y American Nicaraguan Foundation (ANF).

Una alianza ejemplar

El Alcalde de Chichigalpa, señor Víctor Sevilla, calificó de ejemplar esta alianza entre la empresa privada y el Gobierno que ha dado respuesta a una de las más importantes necesidades planteadas por los miembros de ASOCHIVIDA.

“Bendito sea Dios que hoy tienen la llave de sus casas en la mano y esperamos continuar con esta alianza, con esta unidad ejemplar, coordinando esfuerzos en beneficio de la comunidad”, expresó Sevilla.

La ingeniera Neida Pereira, Gerente de Proyectos de ANF, dio a conocer que el costo total de las cien casas asciende a 627 mil dólares a realizarse en dos etapas. Las primeras cincuenta viviendas entregadas en esta ocasión representan una inversión de 367,910 dólares. La segunda fase para completar el proyecto se realizará en terrenos propios de los beneficiados, la que estará lista en fecha próxima.

En esta primera fase, Nicaragua Sugar aportó 131,078 dólares en concepto de compra del terreno, movimiento de tierra y cobertura total de la contraparte que correspondía aportar a los beneficiados para acceder a la vivienda.

Por su parte INVUR y la Alcaldía de Chichigalpa destinaron 100 mil dólares, la Fundación Colmena aportó 13,500 dólares y ANF obtuvo de sus donantes la cantidad de 123,332 dólares, monto que además de contribuir con la edificación de las 50 casas ya entregadas, también se invertirá en construcción de letrinas e instalación de pozos para abastecimiento de agua potable del nuevo vecindario.

Un tema crucial

El Director Administrativo de Nicaragua Sugar, doctor Álvaro Bermúdez, expresó su satisfacción por este logro conjunto a favor de ASOCHIVIDA y aseguró que la empresa que representa apoyará la culminación de este proyecto habitacional y otras iniciativas en beneficio de la comunidad, en particular las investigaciones que actualmente realiza la Universidad de Boston para conocer las causas de la IRC en Nicaragua.

“Aquí lo más importante es que estamos tratando de investigar cuáles son las causas de esta enfermedad que los ha afectado a ustedes y para eso en conjunto con ASOCHIVIDA hemos seleccionado a la Universidad de Boston para que investigue las causas por las cuales esta enfermedad está afectando no solamente a Nicaragua sino también a toda la faja del Pacífico de Centroamérica, yo creo que eso es lo primordial en este caso”,señaló.

“Tengan la seguridad de que Nicaragua Sugar va a estar presente junto a ASOCHIVIDA en el futuro de cada uno de ustedes, en la medida en que la empresa vaya pudiendo desarrollar estos proyectos”, agregó.

 

 

 

Read Full Post »

El Ingenio San Antonio, propiedad de Nicaragua Sugar, empresa agroenergética del Grupo Pellas, obtuvo la importante certificación ISCC (International Sustainability Carbon Certification), que garantiza que su proceso de producción de biomasa y de biocombustible contribuye a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI); promueve la utilización sustentable del suelo y la trazabilidad; protege las biósferas naturales y asegura la sustentabilidad social.

La certificación ISCC es un método confiable y de prestigio para diferenciar la biomasa y bioenergía sustentable de la que no lo es, verificándolo desde los niveles de producción hasta el consumo final.

“El principio número uno para lograr este tipo de certificación es que las tierras destinadas al cultivo de la caña y a la producción de biomasa, hayan sido utilizadas solo para ese tipo de cultivo, esto significa que no se invaden humedales, áreas protegidas, reservas, áreas de amortiguamiento y de desarrollo forestal”, explica el ingeniero Simón Pedro Pereira, Representante de la Dirección de los Sistemas de Gestión del Ingenio San Antonio.

Pereira señaló que otra premisa importante para la obtención del ISCC, es el uso correcto y adecuado de agroquímicos, así como la disposición final de toda clase de contenedores de estos productos, de acuerdo al tratamiento que exige la legislación nacional y que son reconocidas por esta norma internacional.

“El cien por ciento de nuestras áreas destinadas a la producción de caña (o biomasa), se consideran sustentables porque cumplieron con todos los requisitos de las normas ISCC, tanto en tierras propias, alquiladas e incluso en lo más difícil como son las de los proveedores o colonos”, señaló.

El componente de la RSE

La Responsabilidad Social con los colaboradores y con la comunidad es otro aspecto que la ISCC evalúa para determinar la observancia a normas de sustentabilidad social, para lo cual se exige que no se empleen a menores de edad, que se cumpla con la legislación laboral, que no exista discriminación en la contratación de personal, que no impacte a la comunidad con el uso de agroquímicos, ni contaminación de aguas y que se contemplen planes de reforestación.

Recientemente, el Ingenio San Antonio fue reconocido por el Consejo Nacional de Higiene y Seguridad del Trabajo como “Empresa Líder”, máximo galardón que se otorga a las empresas que sobresalen por brindar a su personal las mejores y más seguras condiciones de trabajo.

La Responsabilidad Social Ambiental es también otro compromiso permanente del Ingenio San Antonio que ha obtenido grandes logros en la materia, como por ejemplo su extraordinario Proyecto de Reforestación y Educación Ambiental, que se desarrolla desde 2005 y que en el mes de octubre de este año alcanzó la meta de sembrar 400 mil plantas nativas en riberas de ríos y áreas baldías de diferentes municipios del occidente de Nicaragua, contando con el apoyo de las principales autoridades y colegios de la zona, así como de organizaciones ambientalistas.

Siete certificaciones

El sistema de producción del Ingenio San Antonio cuenta con siete certificaciones internacionales: El Sistema de Gestión de Calidad: ISO9001; el Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria: HACCP (Hazard Analysis & Critical Control Points); el Sistema de Gestión de Inocuidad de los Alimentos: FSSC22000 (Food Safety System Certification); el Sistema de Gestión para la Seguridad Alimentaria de la Comunidad Judía: OK KOSHER; la Certificación RFS2 EPA (Renewable Fuel Standard #2) que es requisito para exportar y/o comercializar biocombustible a Estados Unidos o por Estados Unidos; el Sistema de Gestión para la Sustentabilidad, ISCC (International System Certification & Carbon) que es requisito para exportar y/o comercializar biocombustible a Europa o por Europa y el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Systems), que está en proceso de implementación para su certificación en la presente zafra 2012-2013.

 

 

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.